• NOTICIA
  • Será la primera celebración de estas fechas sin las restricciones de la pandemia.

    Con las celebraciones del Domingo de Ramos, se inició oficialmente la Semana Santa, por lo que tras unos días de actividades se dará paso al Jueves y el Viernes santos, luego al Sábado de Gloria y finalmente el Domingo de Resurrección.

    Ser la primera celebracin de estas fechas sin las restricciones de la pandemia.


    Por ello, es menester que quienes busquen salir de las urbes después del agobio de tan largo período de medidas restrictivas recuerden que la amenaza de un reinicio de contagios masivos no ha concluido ni tampoco la existencia de variaciones de la COVID-19, que parecen haber intensificado su propagación aunque disminuido su letalidad.

    Algunos países, en otros continentes, incursionan nuevas cepas con infestaciones masivas. Mientras ciertos Estados se alistan para levantar la obligatoriedad del uso de mascarillas en los espacios públicos abiertos o con declaratorias sobre el fin oficial de la pandemia.

    En el Perú, aún no ha concluido el ciclo de la enfermedad, por lo que se deberían reforzar las campañas de vacunación para alentar la tercera dosis. Es lamentable que la desidia del Gobierno de Castillo haya permitido que la dinámica alcanzada por la vacunación se haya reducido por la influencia del cerronismo, que se apropió del sector, dando paso nuevamente al lucro de los mercaderes de la salud.

    Por esta razón, es importante mantener muy escrupulosamente las medidas de sanidad para evitar que esta Semana Santa ?que es la primera en celebrarse públicamente desde el inicio de la cuarentena por la pandemia? provoque brotes de contagio que nos devuelvan a la emergencia.

    Tanto para los creyentes como los que no lo son, este periodo debe ser recibido con gratitud y alegría, mientras seguimos manteniendo los protocolos que nos garanticen salud y tranquilidad. Hay una declaración de emergencia para toda la red vial nacional, para evitar perturbaciones del orden público y la adopción de acciones personales como vacunación y mascarillas en espacios públicos cerrados, para así dar por concluido este terrible mal que nos ha dejado más de 200 mil personas fallecidas.

    TE PUEDE INTERESAR